Sobre mí

sobre_mi_luisazuriaga

 

“No sabía como describirme, así que le pedí a una buena amiga que me ayudara y me escribió este texto tan precioso”

A los tres días de conocerla ya me estaba llevando galletas a casa, y muchos meses después celebramos el primer día del año a base de bocadillos, sombreros y risas mirando al Mediterráneo. Creo que con esto ya tendríamos definida cómo es Ana, pero hay personas que necesitan unas cuantas palabras más para acabar de cerrar el círculo.

No para quieta y eso es literal. Tiene el cuerpo lleno de una energía de esas que un día le dice “low batery… a ver si nos sentamos un poquito chata” y en ocasiones, llegado el momento, sigue sin hacerle caso.

Hace regalos con encanto, cena y visita lugares con encanto y asiste a conciertos con ídem, pero sobre todo fotografía todo aquello de un bonito especial que se le ponga por delante. En el año que la conozco ha hecho kilómetros en el coche para cumplir tres vidas, y es capaz de volverlos a hacer si considera que la foto no está exactamente como tiene que estar… aunque el resto la hayamos visto perfecta en los 15 disparos anteriores.

Tiene el pelo rojo, muy rojo, un rojo anaranjado, así que no tiene pérdida el encontrarla, y podéis gritarle ¡Ana! o ¡Luisa! que ya ha empezado a asimilar esta bipolaridad 2.0 y se volverá a atenderos sin ningún reparo.

¿Y ahora qué? ¿entramos a echar un vistazo a lo que nos enseña la niña del pelo raro? (la obra en sí no te pega nada pero es el nombre de una novela de David Foster Wallace que me regalaron hace años y que recordé el día que te conocí)

Gracias Guillermina!